Crea tu tienda gratis, ahora
Con los hijos



La caída de los dientes

publicado porYolanda3, 2010

dientes2

Hoy os traemos una nueva colaboración de nuestra amiga la doctora Frías. En este caso, un interesante artículo sobre el recambio dentario.

La caída del primer diente sucede a partir de los 5 o 6 años. Normalmente el niño comienza a notar cierta movilidad en ese diente, lo cual es una buena noticia y motivo de alegría porque el niño ya sabe muy bien lo que pasará cuando se caiga el diente de leche, y es que saldrá otro mucho más grande y fuerte y además tendremos la visita del ratón Pérez que se alegrará tanto como el niño de tan importante acontecimiento y le dejará bajo la almohada una moneda.

La erupción de los dientes definitivos, al igual que ocurre con los de leche, es muy variable, según cada niño; por lo que en odontología en esta etapa siempre es más importante observar el orden de aparición de los dientes en la boca del niño que la edad en la que los mismos deberían aparecer. Aún así, para ayudar a los padres a que conozcan cual es el orden habitual de recambio, existen tablas orientativas, como la que aparece a continuación:

Dientes superiores:

Diente                     Emergencia
Incisivo central      7-8 años
Incisivo lateral    8-9 años
Canino                   11-12 años
1º premolar        10-11 años
2º premolar        10-12 años
1º molar               6-7 años
2º molar              12- 13 años
3º molar              17-21 años

Dientes inferiores:

Diente                  Emergencia
Incisivo central      6-7 años
Incisivo lateral    7-8 años
Canino                     9-10 años
1º premolar         10-12 años
2º premolar         11-12 años
1º molar                6-7 años
2º molar               12- 13 años
3º molar               17-21 años

El proceso de recambio dentario dura ente 6 y 8 años, tiempo en el que coexisten la dentición temporal y la permanente y decimos que el niño se encuentra en dentición mixta. En condiciones normales, el recambio dentario implica la reabsorción completa de la raíz del diente temporal, la caída del mismo y seguidamente la emergencia del permanente. Pero en ocasiones, el diente definitivo erupciona por detrás de los dientes de leche, en el caso de los inferiores, o por encima y delante, en el caso de los superiores, sin llegar a caerse el diente de leche, por lo que será necesario que el dentista le ayude un poquito para conseguir la correcta erupción del definitivo.

En esta etapa de dentición mixta, se recomienda una visita al dentista para que constate con una radiografía la presencia de todos los dientes permanentes y el orden correcto de aparición de los mismos, así como prever posibles alteraciones en el orden y posición de los dientes definitivos en la arcada para valorar en caso de que se considere necesario y los padres así lo demanden, un posible tratamiento de ortodoncia asegurándonos unos dientes rectos y estéticamente bonitos en la boca de nuestros niños.

Un saludo
Mª Cruz Frías
Odontóloga

Ya sabéis que si tenéis alguna duda sobre los dientes de vuestros hijos, no dudéis en preguntar, intentaremos que nuestra doctora os responda.

María & Yolanda


Las monedas del ratoncito Pérez

publicado porYolanda13, 2010

ratoncitoperez

Una de las tradiciones infantiles más arraigadas en nuestro país (y en muchos de hispanoamérica) es la del ratoncito Pérez, un pequeño roedor que recoge los dientes que se les caen a nuestros hijos y los cambia por monedas. Aunque muchos creen que es una leyenda muy antigua, lo cierto es que en este caso sabemos de cuándo y de dónde procede: el personaje lo creó a finales siglo XIX el padre Luis Coloma. Desde Palacio le pidieron que escribiera un cuento cuando a Alfonso XIII, que entonces tenía 8 años, se le cayó un diente. Y así fue cómo al jesuita se le ocurrió esta historia protagonizada por el rey Bubi, que era como la Reina María Cristina llamaba a su hijo, y un ratoncito.

Ahora, en ratoncitoperez.com han devuelto la tradición a su esencia con la creación de unas monedas que convierten este momento de nuestros hijos en algo mágico. La idea es que, cuando se le caiga un diente a un niño/a, no reciba unos euros normales que gastará y olvidará, sino que obtenga una moneda especial, y esta se convierta en un recuerdo para toda la vida. En la web tienen monedas que se pueden personalizar con el nombre del pequeño. Como nos dicen los creadores del sitio, "de esta forma pretendemos mantener vivas la ilusión y la magia del famoso ratoncito en los peques de la casa y recordar uno de los momentos más especiales e inesperados".

Hay monedas desde 10 euros y la más cara (acuñada en plata fina y recubierta en oro de 24 kilates, de 45 mm de diámetro y con el nombre del niño/a grabado) llega a casi 150. Entre medias, una gran variedad en distintos tamaños, acabados y calidades.

Ir a la web: http://www.ratoncitoperez.com

Esperamos que os gusten.

María & Yolanda


La Importancia de los Dientes de Leche II

publicado porYolanda28, 2010

comocuidarlosdientes

Hola de nuevo papis. Para hoy tenemos la segunda entrega de los consejos de nuestra amiga la Dra. Frías. Esperamos que el "pequeconsejo" de hoy os sea útil para ayudar a vuestros hijos en el cuidado de sus pequeños dientes.

La 1ª dentición se forma durante la gestación, por ello es importante que la madre adquiera unos hábitos alimentarios saludables durante el embarazo, para favorecer la formación de los gérmenes dentarios.

La erupción de los primeros dientes ocurre entre los 5 y los 12 meses de vida. Los primeros en erupcionar serán los incisivos inferiores, seguidos de los superiores. Después aparecerán los primeros molares superiores e inferiores, caninos superiores e inferiores y los últimos, los 2º molares superiores e inferiores que lo harán entre los 2 y 2 ½ años.

En total, la dentición temporal estará compuesta por 10 dientes superiores y 10 inferiores. Su orden de aparición es bastante variable, es decir, si a los 10 – 12 meses el niño aún no tiene ningún diente, no debe ser motivo de alarma, ya que tarde o temprano aparecerá, eso sí, hay que estar atento, ya que antes de su salida se suele observar un pequeño bulto pálido en la encía.

Estos dientes deberán permanecer en boca sanos hasta el momento del recambio dentario, que comenzará aproximadamente a los 6 años hasta los 12 años de edad. Una vez que esta dentición esté completa, es indispensable tener una correcta higiene por la importancia ya comentada que supone para el niño mantenerlos en correcto estado de salud.

Los padres debemos ser capaces de examinar regularmente la boca de nuestros hijos e identificar posibles problemas. Para ello podemos sentar al niño en una silla en una zona bien iluminada y contar los dientes de nuestros hijos identificando la completa erupción de todas las piezas. Podemos pedir al niño que mire hacia el suelo para observar las superficies masticatorias de los dientes inferiores y que mire hacia el techo para observar las de los dientes superiores. Unos dientes sanos deben tener un color blanco y uniforme. Si observamos manchas de color marrón o negro o algún diente roto ya por caries, es necesario acudir lo antes posible al dentista. Igualmente, si observamos manchas color blanco tiza, pueden ser indicativas de un problema en la formación del esmalte o de fluorosis dental, que será necesario también controlar por un odontólogo.

Los dientes de leche deben cepillarse con un cepillo suave de cabeza pequeña, adecuado a la edad del niño para poder llegar a todas las superficies. Se utilizará una pasta de dientes adecuada para niños entre 2 y 6 años, con un máximo de 500ppm de flúor, colocando sobre el cepillo una cantidad aproximada de una lenteja. El cepillado se recomienda hacerlo manual para que vayan adquiriendo un correcto manejo del cepillo y en principio de manera horizontal, ya que es más fácil de aprender. Cepillaremos todas las superficies dentales con una suave presión eliminando todos los restos alimenticios.

De nuevo insistimos en crear un correcto hábito de higiene desde niños, y cepillar los dientes al menos 2 veces al día, sobre todo por las noches. Al principio los niños quizá se muestren algo reticentes al cepillado, pero debemos intentar transformar este momento en algo divertido para ellos, contándoles un cuento por ejemplo, y haciéndoles partícipes de la importancia de tener unos dientes bien limpios. Todo el tiempo que dediquemos con ellos en esta etapa, estaremos fomentando la creación de un hábito afectivo y sano que le acompañará durante toda la vida.

Un saludo

Mª Cruz Frías
Odontóloga


Ya sabéis que si tenéis alguna duda sobre los dientes de vuestros hijos, no dudéis en preguntar, intentaremos que nuestra doctora os responda.

María & Yolanda


La importancia de los dientes de leche

publicado porYolanda26, 2010

dientes

Para hoy, la Dra. Frías nos ha preparado un "pequeconsejo" sobre los dientes de leche de nuestros hijos. Aquí lo tenéis; seguro que a todos os interesa.

¿Es importante conservar los dientes de leche?, ¿qué pasará si se pierde uno de estos dientes de manera prematura?. Al fin y al cabo son dientes temporales y a partir de los 6 años comienza la erupción de los definitivos. Estas dudas son bastante frecuentes en los padres y a menudo no le damos la importancia necesaria a esta dentición.

Tener unos dientes de leche sanos, permitirá al niño masticar correctamente durante sus primeros años, y adquirir unos hábitos alimentarios saludables; así como pronunciar de manera adecuada determinadas palabras que requieren la coordinación de dientes, labios y lengua. Todo ello sin olvidarnos de mantener una presencia y aspecto saludable de la boca y la sonrisa en la edad infantil.

Una dentición temporal sana y cuidada permitirá tener un correcto recambio dentario, ya que el perder un diente de leche antes de tiempo, hará que el definitivo pierda su guía para salir adecuadamente y podremos tener problemas de malposiciones o de retenciones dentarias con la dentición permanente. No darle la importancia, respeto, cuidado y prevención necesaria a esta dentición significa un riesgo importante de sufrir problemas tales como infecciones, dolor, pérdidas prematuras, dejar de comer, y complicaciones dentarias crónicas que posteriormente se reflejarán en la dentición adulta.

Con frecuencia, cuando un diente de leche presenta una gran caries, los padres piensan: ¿Por qué arreglarlo, si se va a caer? Supongamos que se trata de un niño de 4-5 años y el diente afectado es un molar cuyo recambio sucederá a los 12 años. ¿Realmente quieren dejar al niño con un diente enfermo en la boca durante 6 o 7 años?. Con los problemas derivados de molestias al frío, incomodidad al masticar, dolor, infecciones etc... Por tanto, la prevención y cuidadodientes es fundamental. Debemos tomar en consideración la costumbre de observar y explorar la boca de nuestros hijos, e inculcarles un correcto hábito de higiene bucal, control en la ingesta de azúcares y cepillado de dientes después de cada comida, y en especial por las noches, ya que durante el sueño existe mayor actividad cariogénica puesto que hay menor actividad salival. Y por supuesto un visita anual al dentista a partir de  los 3 años; edad en la que todos los dientes de leche ya están en boca. Todo ello evitará problemas futuros y permitiremos  que el crecimiento y desarrollo dental sean guiados correctamente. de estos

Un saludo

Mª Cruz Frías
Odontóloga

Esperamos que estos consejos os hayan servido de ayuda. Y recordad que continuaremos buscando especialistas que nos "echen un cable" con este tipo de asuntos que nos interesan a todos los padres.

Yolanda & Maria


Casa Museo del Ratón Pérez

publicado porYolanda10, 2009

Ratonperez

Para todos los papis que tenéis niños en edad de "perder los dientes" hemos localizado el Museo de Ratón Pérez.

Es un pequeño museo dónde se recuerda al famoso ratón de los dientes de leche.El precio de la visita es sólo 1€.

Horario:

  • Lunes 17:00 h. a 20:00 h.
  • Martes a sábado 11:00 h a 14:00 h. y de 17:00 h. a 20:00 h.
  • Domingos y festivos cerrados.

Dirección:

Calle Arenal, 8

28013 Madrid

Telf. 91 522 69 68

Para más información www.casamuseoratonperez.es

María & Yolanda